Este documento escrito por Antonio María Gomes de Castro, PhD., y Suzana María Valle Lima, PhD.; ANÁLISIS PROSPECTIVO DE CADENAS PRODUCTIVAS AGROPECUARIAS, Material de apoyo para el Taller de interacción sobre unas cadenas productivas del Altiplano Boliviano Peruano realizado en Puno, Perú, en marzo de 2001; con la adaptabilidad que le hago sobre el tema sábila, nos ayuda a comprender la visión que sobre el particular nos hemos propuesto difundir; en aras a precisar objetivos y metas comunes .

El ejercicio que realizo es una transcripción del documento en mención y solo resaltara o haré comentarios en negrilla y cursiva – en verde -, para darle el hilo conductor respecto al interés mencionado. Como se podrá ver, el hecho de pensar en un enfoque de esta naturaleza para aplicarlo a nuestra insipiente cadena, hece necesario conocer los principios de un proceso que ha venido transformándose a tal punto que hoy por hoy Colombia es líder sobre esta visión: La Prospectiva. Este material nos introduce al tema.

JESUS MARIA HURTADO ROA

Arquitecto

1. Introducción

La determinación de demandas tecnológicas o prospección tecnológica es un campo reciente de la investigación. Este concepto se ha afirmado en la gestión de la Ciencia & Tecnología (C&T) debido al largo período de maduración de la inversión realizada en la investigación científica, la declinación de los recursos financieros disponibles para la investigación y el crecimiento de las demandas por resultados que pueden justificar las inversiones públicas y privadas en C&T.

La prospección – o análisis prospectivo – es una técnica de planificación usada para ampliar la base de información disponible para la toma de decisiones de los gerentes, - El Consejo Nacional o las Secretarías Técnicas Nacional o Regionales - lo que significa mejorar cualitativamente el desempeño de los planes. Aunque inicialmente desarrollada en el ámbito de la planificación estratégica de organizaciones o de sectores de la economía, la técnica presenta óptimas posibilidades de uso en el contexto de la planificación y gestión de las cadenas productivas agropecuarias, tanto para las organizaciones de Investigación & Desarrollo (I&D), como para otras organizaciones directamente interesadas en el tema. En general, se busca aclarar tendencias futuras de comportamiento de variables económicas, sociales, técnicas y políticas. Las organizaciones de I&D tienen especial interés en el comportamiento futuro de la tecnología.

El concepto de cadena productiva también ha sido introducido recientemente en el ámbito de la investigación agropecuaria. – Nótese que el articulo fue escrito en 2001 - El proceso de planificación estratégica realizado por esas organizaciones de investigación agropecuaria evidencia la necesidad de reformar el enfoque tradicional de centrar la actuación en el productor rural y en la finca en favor de una visión más amplia, que incluye el mercado, los demás actores sociales de la producción agropecuaria y sus necesidades y demandas. Atender a este nuevo conjunto de clientes requiere la revisión de conceptos y métodos en las organizaciones de investigación agropecuaria.

La práctica de la prospección tecnológica es muy compleja e involucra muchos campos del conocimiento. Está basada en necesidades de grupos sociales y, por eso, los conceptos de "marketing" y segmentación de mercados son aplicables en la identificación y definición de estos grupos y de sus necesidades. Al tratar la cuestión tecnológica como una herramienta para la solución de problemas o necesidades sociales, se trabaja con complejidades que transcienden varias disciplinas. La teoría de sistemas y el enfoque sistémico pasan a ser una necesidad imprescindible para el manejo del enfoque interdisciplinario.

Adicionalmente, por tratarse de una actividad de carácter predictivo, es necesario movilizar técnicas extrapolativas, de manera que se puede garantizar que las decisiones tomadas en el presente estén en sintonía con las expectativas futuras de la sociedad.

Este trabajo tiene como objetivo presentar un marco de referencia conceptual y metodológico para la prospección tecnológica en cadenas productivas, principalmente bajo el punto de vista de organizaciones de investigación y extensión agropecuaria. Es claro que COLCIENCIAS ya ha iniciado una participación con algunas cadenas y lo que emanará de ello es un modelo para que pueda acondicionarse a todas las cadenas; lo básico es estar al tanto y conocerlo para aplicarlo a nuestra cadena.. Además de las bases teóricas del proceso, el documento discute las posibles aplicaciones del análisis prospectivo de cadenas productivas, tanto en la investigación agropecuaria como en otras actividades de planificación.

2. Marco conceptual

En las organizaciones de investigación, especialmente las públicas, la planificación requiere transformar grandes finalidades de la sociedad en objetivos de trabajo de un proyecto de I&D, - nótese que esta sigla ya es hoy I & D + I - de manera que el conjunto de objetivos de la programación de I&D contribuya para el logro de los objetivos más amplios de la sociedad. Estos objetivos varían, pero pueden ser resumidos generalmente en tres palabras claves: crecimiento, equidad y seguridad. La importancia relativa atribuida por el gobierno (o por toda la sociedad) a cada uno de esos grupos de actores sociales es crucial para orientar el esfuerzo hacia lograr la eficacia del programa de I&D. La dificultad reside en la interpretación correcta de los conflictos sociales inherentes en el proceso de establecimiento de estos objetivos, así como en la utilización de mecanismos apropiados para su desglose en objetivos de trabajo del proyecto de I&D. En este campo Colombia ha avanzado y hoy por hoy ejemplos como el del Instituto de prospectiva, es una muestra evidente y de mucho valor a futuro.

Es necesario implementar un sistema de información, no solamente para el establecimiento y revisión periódica de demandas y prioridades, pero también para servir de referencia para la evaluación de los proyectos de I&D. Es de gran importancia conocer los problemas de las cadenas productivas en general y de los sistemas productivos, la relativa importancia económica y social atribuida a ellos, así como las preferencias del productor en la adopción de nuevas tecnologías. Deben ser claramente identificados los grandes objetivos nacionales y establecidos sus pesos relativos. Sobre la base de estas características, la tarea de identificar y definir las demandas por tecnologías (o prospección tecnológica) requiere un conjunto de conocimientos que transcienden varios campos disciplinarios.

Es necesario considerar las interacciones de los diferentes intereses y limitaciones de los diversos actores sociales en el proceso productivo (y los correspondientes conflictos), que radican en los campos de las ciencias biológicas, sociales y económicas. La teoría de los sistemas y el enfoque sistémico son los elementos que unen estas diferentes áreas de conocimiento. Los conceptos de cadenas productivas agropecuarias y sistemas productivos son derivados directamente del enfoque sistémico.

El marco conceptual para el estudio de cadenas productivas es derivado de tres abordajes teóricos:

1. El enfoque sistémico;

2. La visión de mercado de tecnologías y segmentación de mercados;

3. La visión prospectiva. Enseguida los principales conceptos de estos tres abordajes son descritos.

El enfoque sistémico

Últimamente, - se refiere al siglo XX - la investigación agropecuaria ha sido caracterizada como un proceso de apoyo al desarrollo del negocio agrícola como un todo y es definida no solo con relación a lo que ocurre dentro de los límites de las propiedades rurales, pero con relación a todos los procesos interlineados desde la oferta de los productos de la agricultura hasta sus consumidores. El sistema más amplio es denominado negocio agrícola, complejo agroindustrial o "agribusiness" (Davis & Golberg, 1957: Zylbersztajn, 1994). Está compuesto por muchas cadenas productivas, o subsistemas del negocio agrícola. Uno de los actores sociales o subsistemas más importantes de las cadenas productivas son los sistemas productivos, donde ocurre la producción de los productos agropecuarios.

Negocio agrícola es el conjunto de las operaciones de producción, procesamiento, almacenamiento, distribución y comercialización de insumos y productos agropecuarios y agroforestales, incluyendo servicios de apoyo (asistencia técnica, crédito, etc.). El concepto igualmente se aplica a una unidad geográfica, por ejemplo.

Cadenas productivas son conjuntos de actores sociales – grupos de actores sociales involucrados en los diferentes eslabones de una cadena productiva – interactivos, tales como sistemas productivos agropecuarios y agroforestales, proveedores de servicios e insumos, industrias de procesamiento y transformación, distribución y comercialización, además de consumidores finales del producto y subproductos de la cadena. Los actores sociales de cada cadena productiva pueden presentar un comportamiento cooperativo o conflictivo entre sí, en situaciones diversas.

En una cadena productiva ocurre un flujo de capital que se "inicia" en los consumidores finales de lo(s) producto(s) de la cadena y va en la dirección del eslabón final, que en la producción agrícola es representado por los proveedores de insumos. Este flujo está regulado por las transacciones y las relaciones contractuales formales o informales, que existen entre los individuos o empresas constituyentes de la cadena.

El estudio de las cadenas productivas puede basarse en

i) el examen e identificación del comportamiento del flujo de capital,

ii) las transacciones socioeconómicas y

iii) las cuestiones de apropiación y distribución de beneficios y limitaciones entre los diferentes grupos de actores sociales distribuidos a lo largo de la cadena.

La Figura 1 ilustra una típica cadena productiva agrícola con sus principales grupos de actores sociales y flujos. Se distinguen los siguientes grupos de actores sociales:

(i) el mercado consumidor compuesto por los individuos que consumen y pagan por el producto final;

(ii) la red de mayoristas y minoristas;

(iii) la industria de procesamiento y/o transformación del producto;

(iv) las propiedades agrícolas (fincas), con sus diversos sistemas productivos agropecuarios o agroforestales; y, finalmente,

(v) los proveedores de insumos (abonos, agrotóxicos, máquinas, equipamientos e implementos agrícolas, asistencia técnica y otros servicios).

Estos grupos de actores sociales están asociados a un ambiente institucional (leyes, normas, organizaciones normativas) y a un ambiente organizacional (organizaciones de gobierno, de crédito, etc.), que en conjunto ejercen influencia sobre todos los grupos de actores sociales de la cadena.

Las cadenas productivas agropecuarias tratan de abastecer el consumidor final con productos de una calidad y cantidad que corresponde con sus necesidades y a precios competitivos. Por esta razón, es muy fuerte la influencia del consumidor final sobre los demás grupos de actores sociales de la cadena, y es importante conocer las demandas de este mercado consumidor para garantizar la sostenibilidad de la cadena productiva.

Otro componente de gran importancia para las cadenas productivas, notablemente para la investigación agropecuaria, son los sistemas productivos.

Sistema productivo es el conjunto de actores sociales interactivos que tiene como objetivo la producción de alimentos, fibras, energéticos y otras materias primas de origen animal y vegetal. Es un subsistema de la cadena productiva cuyas actividades productivas ocurren "dentro de los límites de la finca".

En el manejo de los sistemas productivos, se busca, en general:

· Maximizar la producción biológica y/o económica

· Minimizar costos

· Maximizar la eficiencia del sistema productivo para determinado escenario socioeconómico

· Lograr determinados patrones de calidad

· Proporcionar sostenibilidad al sistema productivo

· Garantizar la competitividad del producto

De esa forma, se puede ampliar la definición de un sistema productivo como "un conjunto de conocimientos y tecnologías aplicados a una población de vegetales o animales en determinado medio ambiente, de utilidad para el mercado consumidor, buscando lograr los objetivos descritos" (Castro et al., 1995).

Cadenas y sistemas productivos operan bajo sistemas naturales o ecosistemas.

Un sistema natural es un conjunto de elementos bióticos y abióticos interactivos que mediante un flujo de energía, mantienen un permanente intercambio con su medio ambiente (Goedert et. al., 1996). El clima y la geología son los factores básicos que condicionan las características topográficas, edafológicas, hidrológicas y geográficas que componen, en síntesis, las particularidades de los diferentes tipos de paisajes y sus posibilidades pasadas, presentes y futuras de desarrollo.

La visión de mercado y segmentación de mercado

Es necesario también, en el análisis de cadenas productivas, distinguir los segmentos sociales específicos del proceso productivo y determinar sus demandas y necesidades por conocimientos y tecnología. La adopción del producto de la I&D es fuertemente influenciada por la adecuación de la tecnología a las necesidades específicas de la clientela. Los conceptos y técnicas normalmente utilizados para estudios de mercado (o técnicas de "marketing") pueden ser adaptados para operar en las condiciones particulares de la investigación agropecuaria.

Para esto, los conceptos de mercado de tecnologías y de segmentación de mercados son esenciales.

El mercado de tecnología (ver Figura 2) se define como “el encuentro de la oferta de tecnologías de una organización de I&D con las demandas de los diversos grupos de actores sociales de la(s) cadena(s) productiva(s) relacionada(s)”. En el caso de la prospección tecnológica de la investigación agropecuaria, los sistemas naturales o ecosistemas también influyen en el mercado de tecnología.

La segmentación de mercados es uno de los conceptos e instrumentos más importantes empleados hoy día en Mercadeo. Este es el arte de subdividir los mercados, de acuerdo a una serie de elementos o criterios establecidos “a priori”, de acuerdo a los objetivos de los interesados o responsables del proceso.

La segmentación de mercado no es más que la división del mercado en grupos homogéneos, de forma que cada segmento pueda ser seleccionado como mercado objetivo y ser atendido mediante la aplicación de estrategias de mercadeo distintas y adecuadas a sus características. La segmentación de mercados busca, entonces, formar grupos sociales más homogéneos, sea en términos de su capacidad de consumo (mercado de consumo final) o en términos de su capacidad de adopción de tecnología (mercado de tecnologías)

Las premisas bajo las cuales es hecha la segmentación es que los segmentos así identificados tendrían distintas relaciones, con otros segmentos, y también distintos procesos productivos, insumos y salidas y, como consecuencia diferentes necesidades y demandas (tecnológicas y no tecnológicas).

CONTINUA